BLOG, CRECIMIENTO PERSONAL, MARCA PERSONAL

¡Cómo desarrollar el hábito de Mentalidad de Crecimiento!

Por lo general, cuando pensamos en hábitos, pensamos en cómo detener un mal hábito. ¿Pero alguna vez has pensado en crear un buen hábito? ¿Qué pasa si el hábito que formó fue de Crecimiento y Desarrollo Personal?

Tener una mentalidad de crecimiento impacta positivamente en tu vida de múltiples maneras, por lo que es un gran hábito saludable incorporarlo en tu vida. ¿Cuáles son los beneficios de desarrollar una mentalidad de crecimiento?

  1. Aprendes a aceptar los desafíos.
    El crecimiento puede ser un desafío. Pero al esforzarse para crecer, eso significa que también te estás esforzando para ver los desafíos de manera diferente. Un obstáculo ahora se convierte en una oportunidad para aprender algo nuevo y hacer las cosas como nunca antes.
  2. Aprendes a aceptar el fracaso. Cuando estás interesado en crecer como individuo, comienzas a ver el fracaso de manera diferente. Todo se convierte en una posible lección de una manera que no creías que funcionaría.
  3. Sigues aprendiendo. El aprendizaje es importante ya que no solo descubres nuevas formas de hacer las cosas, sino que al practicar constantemente, desarrollas nuevas formas de pensar y nuevas ideas. El aprendizaje te conecta con más del mundo y te ayuda a ver las cosas con un significado más profundo de lo que creías posible. Pero más que eso, las personas que dejan de aprender se estancan rápidamente. Los estudios han demostrado que la práctica de aprender cosas nuevas cuando seas mayor ayuda a evitar problemas relacionados con la demencia. En resumen, ¡aprender es bueno para tu cerebro!
  4. Te vuelves más abierto a la crítica. Al estar dispuesto a crecer, comienzas a ver que el aporte de otras personas tiene importancia. Ves sus palabras no tanto como algo negativo, sino algo que puedes usar para desarrollar como persona y aprender algo sobre ti. Puede que no siempre te guste la lección, pero eso también es parte del crecimiento.
  5. Aprendes perseverancia. A medida que aprendemos cosas nuevas, nos adaptamos y cambiamos nuestra forma de pensar. Eso nos da la capacidad de ver otras soluciones a problemas que nos habrían frustrado en el pasado. Al desafiarte a ti mismo para crecer, aprendes a superar los obstáculos y a encontrar nuevos caminos.

Al abrazar el crecimiento personal, encuentras la mejor versión de ti mismo. Puedes llegar a ser más de lo que creías posible, y luego lo cambias al descubrir que puedes estar más quieto. Descubrirás que los bordes más alejados de ti mismo están mucho más allá de lo que creías que podrías ser.

CRECIMIENTO PERSONAL, MARCA PERSONAL

Cómo hacer un hábito de alcanzar tus metas.

Cada decisión que tomemos debe ser hacia hacernos mejores personas.
Debemos crear resoluciones diarias: la decisión de ser mejor, el día siguiente, la semana y el mes siguiente.
Si no estás mejorando, entonces estás declinando como persona.
Entonces, ¿cómo puedes crear e hábito de alcanzar tus metas?

  • Intención: TÚ tienes que decidir por ti mismo, nadie debería decirte esto. Toma el control de tus propias decisiones. ¡Se responsable!
    ¿Qué quieres lograr? Poseerlo y decirlo. Si lo quieres es tuyo. Además, si pierdes la motivación, tu intención, la razón por la que empezaste, siempre te volverán a encarrilar.
  • Determinación: TIENES que ponerle enfoque si aún no estás seguro de lo que quieres, no lo harás, especialmente cuando es difícil. Tienes que quererlo al máximo. Si lo quieres de verdad, lo vas a conseguir. No basta con necesitarlo, la desesperación no soluciona nada, sino que hace que te mantengas alejado de ello. Tienes que saber que lo conseguirás y te lo propondrás.
  • Motivación: La motivación es lo fuerte que es tu determinación, es la pasión, la sensación que te da, imaginando el resultado final. Ese sentimiento que obtienes cuando te ves logrando algo, te hace sentir bien y te hace creer que puedes conquistar el mundo.
  • Haz un plan: Un objetivo no existe si no está escrito en un papel. Es verdad, si lo escribes, se vuelve real, le dice a tu cerebro, mira esto, este pensamiento fue escogido de todos los demás, tu cerebro lo pone en tu mente y siempre lo recordarás. Un plan son los pasos que vas a tomar para lograr ese objetivo. Es el paso más IMPORTANTE. Piensa que si tuvieras un mapa que te llevara a lo que quieres lograr y si haces todo que has escrito en ello, ¿cuál sería el resultado final? Dibuja ese mapa y síguelo.
  • Hazlo paso a paso: Comience con un paso, una vez que te hayas dominado un paso luego continúa al siguiente paso, de esa manera crearás un hábito y será menos probable que te detengas.
  • Sea consistente: Un poco todos los días, aunque sea por unos minutos, solo asegúrate de hacerlo, incluso si no tienes ganas.
  • Ser responsable ante alguien: Si estás haciendo algo por ti mismo, probablemente lo dejarás para más tarde, pero si tienes un compañero de responsable, lo harás con más responsabilidad. Debes tener en cuenta que el resultado final es para ti, no para ellos.
  • Recompensa: Si lo haces, recompénsate y si no repite lo que logró el día anterior para volver al buen camino. Date tiempo, el cambio es difícil. Es posible que no lo consigas a veces, no te sientas mal, pero asegúrate de que quieres compensarlo, así no lo vas a dejar de hacerlo por completo. Debería ser difícil y cometerás errores, pero no te acostumbres a ellos.
  • Ser disciplinado: La disciplina es hacer lo que tienes que hacer cuando tienes que hacerlo, incluso si no quieres hacerlo. Esto es esencial para cualquier Emprendedor. Tu eres tu propio jefe, eres responsable de lo que haces cada día. Nunca dejes aplazado algo. Lo haré el próximo mes, luego el próximo año y será el mismo patrón. Sepa que solo tienes que dar el primer paso.

Se tarda 21 días para hacer que un hábito se crea en algo a diario. Solo tienes que hacerlo durante 3 semanas, eso es todo, de manera consistente, si te caes, comience nuevamente desde el principio. Después de 21 días, lo más probable es que se convierta en algo natural en tu día a día.

BLOG, CONSTRUYA TUS MEDIOS SOCIALES, CRECIMIENTO PERSONAL, MARCA PERSONAL

5 Pasos para crecer tu marca online

Aquí hay cinco pasos para crecer tu Marca Personal en las Redes Sociales.

Paso 1
¡Reflexiona sobre tu mes anterior!

¿Ha aumentado o disminuido tu presencia en las redes sociales? Mantenga un diario con tus estadísticas.
¿Sabes lo que funcionó y lo que no? ¿Qué publicaciones tenían más seguidores y se compartieron más?

Paso 2
¡Victorias!

¿Qué  grandes (o pequeñas) victorias obtuvistes? ¿Qué lecciones aprendistes? ¿Celebrastes tus victorias y lecciones? Si no, ¿cómo los celebrarás y cuándo?

Paso 3
¡Metas!
¿Has creado UNA meta para el mes actual?
Concéntrate en ese objetivo y evite el síndrome del objeto brillante. ¡Evitar distracciones!

Paso 4
¡Estrategias!
1) ¿Cuántas relaciones construiste el mes pasado?
2) ¿Cuántas personas se unieron a tu lista? ¿Tu grupo? ¿Tus redes sociales?
3) ¿Cuántos boletines has producido para crecer tu lista?
4) ¿Cuántos videos creastes para construir tu factor de confianza como un experto con prospectos potenciales?
5) ¿Qué libros de autocuidado y motivacion estás leyendo?
6) ¿Qué experiencias increíbles has disfrutado los fines de semana o en tu tiempo libre?

Paso 5
¡Mensual!
Establezca UN objetivo específico y UN tema por cada mes para que puedes usar tu tiempo sabiamente. Click To Tweet

Estos 5 pasos son muy importantes para crecer tu Marca Personal.

Comenta a continuación o en el grupo FB cuál es tu objetivo número 1 este mes y crea responsabilidad con otros Emprendedores que están en el mismo camino que tú.

BLOG, CRECIMIENTO PERSONAL

Invierte En Ti!

Si no estás invirtiendo en Desarrollo Personal, puedes estar limitando tu verdadero potencial.

El desarrollo personal afecta toda tu vida, no solo tu vida laboral o personal. Es sorprendente cuánta gente no intenta mejorarse a sí misma. Estas son las mismas personas que se preguntan por qué no están llegando a ninguna parte con sus vidas.

Deseas utilizar algunas pautas para ayudarte :

– Imagina cómo quieres darle forma a tu vida.
Sin una visión, no podrás determinar qué tipo de vida quieres vivir. Debes equilibrar los tipos de cambios que deseas profesionalmente y personalmente. Los dos finalmente se superpondrán.

Si te imaginas a ti mismo siendo más útil para los demás, este rasgo se convertirá en parte de ambos. Puedes haber ciertos aspectos de tu desarrollo personal que crees que son específicos de la vida personal, pero que eventualmente pueden llevar a tu vida profesional.

Si has querido aumentar tus habilidades como líder de la comunidad, esto podría incorporarse fácilmente en tu carrera profesional. La clave es identificar e imaginar cómo se verá esta nueva habilidad.

– Evalúa tu situación actual
Antes de realizar cambios en tu vida, determine dónde te encuentras con tu vida actualmente. Determine las fortalezas y debilidades para ayudarte a formular un plan para realizar los cambios necesarios.

– Fijar metas
Una vez que sepas cuáles son tus fortalezas y debilidades, crees algunas metas para esforzarte por completarlas. Estos deben incluir objetivos de alto nivel, así como pasos de acción. Lo más importante es establecer hitos con fechas firmes para estos pasos de acción.

– Considera alternativas.
Puedes tener razones válidas por las cuales ciertas acciones u objetivos no se pueden cumplir. En lugar de abandonar todo el plan de desarrollo personal, proponga pasos alternativos. Ten cuidado de no simplemente recurrir a estos pasos porque son más fáciles que los objetivos principales.

– Evalúa cómo estás evolucionando.
Cuando llegues a un hito, veas cómo lo hizo siguendo los pasos del plan de acción. Este es un paso crucial, y es importante ser realista y veraz. La mejor manera de manejar esto es hacer que alguien más te evalua. Puede que no sea fácil de escuchar, pero los beneficios valdrán la pena.

– Mantenerlo simple.
Si agregas un conjunto de metas inalcanzables a tu plan, es probable que te preparas para el fracaso. Esto no significa que no deberías intentar empujarte a ti mismo. Simplemente significa ser realista acerca de tus capacidades.

CRECIMIENTO PERSONAL, MARCA PERSONAL, NEGOCIO ONLINE

¿Lo qué nunca debes decir a un Prospecto?

Frases que no debes usar con sus prospectos para que no empiecen con expectativas poco realistas.

¿Lo que nunca debes decir a un prospecto?

¡Puedes ser rico rápido!
Lo más probable es qué no te harás rico en los primeros meses o incluso años. Esta profesión no garantiza nada.

TODO DEPENDE DE TI U ESFUERZO, TUS GANAS.

Si deseas alcanzar un determinado nivel de ingresos, entonces tienes que trabajar y trabajar duro. Tienes que seguir adelante incluso cuando las cosas se ponen difíciles. Tienes que comprometerte a aprender las habilidades. Y tienes que estar decidido a hacer todo lo posible para alcanzar tus metas.
Tu éxito depende de TI. Y al igual que cada persona es diferente, el camino de cada persona hacia el éxito es diferente.
No base tu éxito ajena de cómo otros están haciendo. Puedes utilizar esa comparación para motivarte, pero tus puntos de éxito siempre serán diferentes a los suyos.
Deje que tus perspectivas saben que es muy posible hacerse rico en Networking, pero requiere tiempo y trabajo duro.

Establecer las expectativas adecuadas
Mecesitas dar a tus prospectos expectativas realistas de Networking. Si se inscriben pensando que será fácil y que van a hacer toneladas de dinero en el primer mes, entonces van a ser fácilmente desalentado. Y cuando se desalientan así, son más propensos a dejarlo.

¡Es fácil!
Esta profesión no es fácil. Podría ser una manera más fácil de iniciar tu propio negocio que la ruta tradicional, pero no es fácil.
Esta profesión viene con desafíos, al igual que cualquier profesión. Pero las recompensas pueden ser extraordinarias. Tendrías que hacer 500 llamadas telefónicas, pero puedes construir un equipo muy fuerte por ello.
Por lo tanto, nunca digas a tus prospectos que esta oportunidad es fácil porque no lo es. Se necesita mucho trabajo y dedicación para tener éxito en Network Marketing. Pero al final valdrá la pena conseguirlo!